ACTIVIDAD

Píldora de arte. Transversal, una lectura a la obra de Inma Femenía

DATOS
PRÁCTICOS

En #BombasGensVirtual encontrarás nuestras propuestas de actividades e iniciativas online.
¡Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter!

Transversal (2020) es una instalación site specific creada por Inma Femenía para la exposición “Infraleve” —situada en la Nave 3 de Bombas Gens Centre d’Art y producida por la Fundació Per Amor a l’Art—una muestra que recoge  obras producidas este último año, así como tres de las piezas que ya formaban parte de la Colección Per Amor a l’Art. Esta pieza ocupa toda la longitud de la sala, extendiéndose por medio de una concatenación de láminas de PVC transparente que buscan que nos perdamos y encontremos a través del laberinto creado, y sobre las que hay impresas diversas gamas de color.

 

Transversal, 2020

 

A partir de registros callejeros de cámaras de videovigilancia pública, Femenía selecciona unos fragmentos (capturas) que traduce a pedazos de luz sobre láminas de PVC. Estos fragmentos son ordenados gradualmente con el resto en una escala cromática. Al mismo tiempo, las cámaras de videovigilancia privada del centro de arte, traviesan la sala desde una perspectiva cenital creando de nuevo imágenes susceptibles de ser capturadas en tiempo real.

 

A diferencia de nuestros cuerpos —reconocibles mediante la videograbación por el color de nuestra piel o vestimenta—, aquellos que fueron registrados en las imágenes originales de Transversal y rescatados en la obra de la artista, han perdido “su identidad”, diluida en otros espejismos y relaciones corporales entre las láminas y los visitantes. Se produce una desintegración y desidentificación de las imágenes seleccionadas: ya no sabemos qué cuerpos fueron registrados, quién llevaba qué vestido o pantalones, dando lugar a un espectro de color desubjetivado, despojado de su pertenencia y origen. A nivel político, podría ser interesante preguntarse por la identidad: qué hace que esas imágenes sean lo que son, que sean así y no de otro modo, el poder de las imágenes digitales, y/o su afectación sobre nuestras subjetividades. En este sentido, podemos remitirnos a la afirmación de Hito Steyerl: “la imagen pobre tiende a la abstracción: es una idea visual en su propio devenir1.”

 

A lo largo del recorrido por la instalación, vemos y miramos a través de distintas intensidades de solidez de color.El mayor o menor grado de tinta sobre estas láminas, originalmente cristalinas, genera opacidades y transparencias diversas que dejan entrever el pixelado de las imágenes originales como un borrón: lo intangible se ha vuelto materia. Esto nos lleva a preguntarnos qué hay detrás de estas imágenes que pasan a ser sensaciones emocionales abstractas, no identificables con una representación concreta pero comunes a ese mar de imágenes líquidas propias del mundo digital, que se convierten en luz materia envolvente. Y es precisamente la luz de las imágenes —intervenida con la suma de luz natural y artificial de la sala— la que reactiva estos colores que se mezclan entre sí en el caminar del visitante y proyecta entre láminas los espectros lumínicos.

 

Llum II 01.10.13 10.00 p.m.

 

Femenía comienza su investigación recogiendo con escáneres la luz ambiente de la habitación en un día, fecha y lugar específicos, como vemos en la obra Llum II 01.10.13 10.00 p.m. (Luz, 2013). En esta pieza —perteneciente a la Colección Per Amor a l’Art y situada en la misma Nave 3—, Femenía traduce la luz en códigos informáticos y crea una imagen que recortará e imprimirá sobre poliuretano, mostrando las vetas de este material a modo de trama y urdimbre de un tejido plástico. Esa luz ambiente que envolvía el cuerpo de la artista en el momento de ser capturada, resulta absorbida y traducida por distintos canales para ser plasmada en una superficie que ahora es otra piel. Tal como ocurre también en Transversal, las superficies nos ayudan a ver las intervenciones técnicas y a entender el funcionamiento tecnológico y humano sobre nuestro entorno, por lo que la autora juega con las traducciones de la iridiscencia propia del ojo humano tanto en la naturaleza como en el mundo virtual. Se apoya en el color pigmento para entender el color-luz, presente en el mundo intangible, haciendo observable aquello efímero y la correspondencia entre la paleta pictórica física y la digital. Paseamos ante paisajes simulados que solidifican este mundo líquido.

 

Curiosamente, la luz natural marca el paso de nuestro tiempo y la luz artificial nos hace perder la noción del mismo en nuestras inmersiones, pero son ahora el ritmo y el pulso de los “dispositivos inteligentes” los que dejan el rastro del titilar que cesa cuando termina su carga energética.

 

Entonces, ¿de qué están hechas las imágenes?

 

¹ Hito Steyerl, “En defensa de la imagen pobre”, en Los condenados de la pantalla, Caja Negra Editora, Buenos Aires, 2014, p. 34

 

 

Una propuesta de Laura Pastor, mediadora de arte de Bombas Gens Centre d’Art

  • COMPARTIR

TE PUEDE INTERESAR

ACTIVIDAD

Todas las propuestas de Bombas Gens virtual

LEER MÁS
ACTIVIDAD

02.07.2021

03.12.2021

Bombas DJ Sessions

LEER MÁS
ACTIVIDAD

16.10.2021

31.10.2021

EL PEQUEÑO CÍRCULO AMARILLO: Un libro de cuento para las familias

LEER MÁS