ACTIVIDAD

Los pavimentos hidráulicos de la Villa de Bombas Gens

DATOS
PRÁCTICOS

En #BombasGensVirtual encontrarás nuestras propuestas de actividades e iniciativas online.
¡Síguenos en Instagram, Facebook y Twitter!

Os invitamos a conocer diferentes elementos patrimoniales que amplían la información que damos en nuestras visitas a la antigua fábrica de Bombas Gens, al refugio antiaéreo de la Guerra Civil y a la bodega medieval que acoge el recinto. De esta forma, podréis descubrir detalles sobre el estilo arquitectónico de la fábrica, los objetos que se han encontrado o historias que nos conectan a otros lugares de la ciudad.

Continuamos con uno de los espacios más destacados de la fábrica: la vivienda adjunta al complejo industrial, conocida como la Villa de Bombas Gens. A pesar de que fue planteada como la residencia para dos trabajadores y sus familias, destaca su decoración cuidada con pavimentos hidráulicos que se conservan actualmente en el espacio dedicado a las oficinas de la fundación y el centro de arte.

 


 

Cuando en 1930 Cayetano Borso di Carminati se encuentra diseñando el complejo industrial para Carlos Gens, se le plantea la necesidad de incluir también una vivienda, de dos pisos y profusa decoración. La residencia, que resulta bien visible desde la fachada principal de la fábrica, no iba a acoger a la familia del empresario valenciano sino que estaba destinada al gerente y al encargado de la fábrica de bombas hidráulicas que, al contrario que el director, residían allí para controlar el proceso industrial y la entrada al recinto. Recibió el nombre de “la Villa de Bombas Gens”.

 

Vista del exterior de la Villa de Bombas Gens

 

Como hemos mencionado, la Villa contaba con dos plantas prácticamente con igual disposición y con acceso independiente para cada trabajador y su familia. Su exterior está en consonancia con el resto de la fachada, con líneas verticales marcadas y detalles en ladrillo visto. La decoración del interior de la vivienda no se queda atrás y destacan, especialmente, la técnica y los diseños escogidos para ornamentar los suelos de las distintas habitaciones. Estos pavimentos se han conservado en su mayor parte, a pesar de que la disposición de las habitaciones ha sido alterada por la restauración de entre los años 2014 y 2017 con el objetivo de adaptarse a su nueva función, que ha cambiado de residencia a espacios de trabajo de la Fundació Per Amor a l’Art y el centro de arte Bombas Gens.

 

Decoraciones de la planta baja de la Villa (imagen de Xavier Laumain en Bombas Gens 1930-2019. Historia, rehabilitación y nuevos usos)

 

Tal vez nos venga una palabra a la mente al observar los suelos de la vivienda: Nolla. Esta empresa, fundada por Miguel Nolla y situada en Meliana, fue una de las más populares desde 1865 hasta 1920. Se especializó en la producción de pequeñas piezas o teselas en variadísimas formas que, juntas como un puzle, formaban los dibujos ya fueran geométricos o figurativos que decoraban las viviendas de la clase alta.

 

Ejemplo de mosaico Nolla, Palacio Selva (Museo Festero de Villena). Imagen de Xavier Laumain

 

Los pavimentos Nolla estaban realizados a base de gres porcelánico, un material cerámico que se cuece a una temperatura que superaba los dos mil grados y que buscaba la vitrificación. Esto producía unas teselas con una resistencia incomparable, lo que unido a la variedad de formas, que incluía piezas triangulares u ovaladas, y la intensa gama cromática, propició que fueran los más buscados por la burguesía para la decoración de interiores.

La calidad y popularidad de los Nolla provocó que su precio fuera muy elevado, de forma que muy pronto empezaron a surgir imitaciones que procuraban unas piezas similares, pero conseguidas mediante otra técnica y con un coste más asequible. Este es el caso de pavimentos como los que encontramos en la Villa de Bombas Gens, denominados hidráulicos y que proceden probablemente de la fábrica de Cándido Orts, situada también en Meliana.

 

Detalle de mosaicos geométricos de la Villa de Bombas Gens.

 

Entre los Nolla y los hidráulicos encontramos dos diferencias principales que afectan sobre todo al proceso de fabricación. Los primeros, al estar hechos en gres porcelánico, pasan por el horno mientras los hidráulicos no tienen esa necesidad. En segundo lugar, las piezas hidráulicas están compuestas por tres capas de material distinto y los Nolla, en cambio, son una sola pieza de cerámica. El hidráulico empieza a componerse por la capa que quedará a la vista en el pavimento, con la decoración pictórica. Suele ser habitual encontrar azulejos, de formato cuadrado, que presentan un dibujo con varios colores que se han vertido sobre un molde o trepa que impide que se mezclen. En este caso tendríamos un solo color y unas medidas mucho más reducidas, de unos 4 cm de lado. La siguiente capa, muy fina, busca absorber el exceso de agua y, finalmente, se coloca una base de cemento más gruesa. Estos tres materiales se compactan por medio de una prensa hidráulica y luego se sumergen en agua para conseguir que el cemento se solidifique. Este último paso es el que da nombre al tipo de pavimento.

 

Mosaico de la Villa de Bombas Gens y diseño en el catálogo de la fábrica de Cándido Orts (imagen de Xavier Laumain)

 

Los suelos hidráulicos resultaban más baratos que los Nolla pero igualmente vistosos y elegantes, permitiendo una variedad de diseños de los que los pavimentos de la Villa de Bombas Gens es un ejemplo muy destacado. Las diferentes opciones de colores y composición solían elegirse a partir de los catálogos de las fábricas de cerámica y podemos encontrar desde suelos sencillos realizados a base de elementos geométricos o vegetales repetidos a complejas alfombras con motivos fantásticos. Este es el caso, por ejemplo, del pavimento que decoraba los salones de las viviendas superpuestas en la villa que presentaba grifos en azul en las esquinas. Los tonos azules, así como los verdes, solían utilizarse con moderación en los pavimentos ya que resultaban muy caros.

Resulta destacable encontrar estos ricos ejemplos de pavimento hidráulico, aún in situ, sin olvidar que se trataba de una decoración planteada para una residencia de trabajadores adosada a un complejo industrial.

 

Detalle del mosaico con diseño de grifos de la Villa de Bombas Gens

  • COMPARTIR

TE PUEDE INTERESAR

ACTIVIDAD

Índice Bombas Gens virtual

LEER MÁS
ACTIVIDAD

Píldora de patrimonio: lo exótico en el Art Déco

LEER MÁS
ACTIVIDAD

Píldora de arte. Transversal, una lectura a la obra de Inma Femenía

LEER MÁS