ACTIVIDAD

Voces y cuerpos sintéticos

DATOS
PRÁCTICOS

«Hiperespacio» es una noción de la física contemporánea para aludir a un espacio que tiene más dimensiones de las conocidas: las tres de la geometría euclidiana más la temporal.

En la Wikipedia encontré esto sobre el término «hiperrealidad»:

«La hiperrealidad es una interpretación descompensada de la realidad, creada por nosotros, que se admite como verosímil y que llega a sustituir a la realidad en la que se basó.

La mayoría de los aspectos de la hiperrealidad pueden pensarse como «experimentar la realidad a través de la ayuda de otro», en tanto que ese «otro» es algo ajeno que me suplanta o me suple. Por ejemplo, un consumidor de videojuegos puede empezar a experimentar su propio simulacro virtual practicando la inmersión en un mundo irreal creado por la computadora, y aunque esto no es un retrato fiel de lo que es la vida, para este consumidor la trascendencia de lo que verdaderamente es la vida deja de presentarse realmente. Algunos casos son más simples: por ejemplo, en el contexto de la cultura estadounidense, la imagen de la letra “M” de McDonald’s crea una realidad pero en realidad no representa nada, y la comida que se produce no es ni idéntica ni infinita.»

 

Creo que esta definición me podía ayudar a entender algo más del trabajo de Inma Femenía. Las obras de Femenía son un encuentro entre lo digital y la realidad tangente. Los colores de su obra Stiffness (2016) pueden ajustarse a esta idea de hiperrealidad como una interpretación verosímil y que llega a sustituir a la realidad en la que se basó.

Para pintar su obra, Inma Femenía trata de traducir los colores de los materiales que va intervenir. En el caso de los colores de Stiffness, la artista busca el color simulacro del aluminio dentro de la paleta digital de los programas de producción digital. Buscando por los pantones virtuales de programas como Photoshop decide cómo simular el color del aluminio para ponerlo sobre una superficie de aluminio. El simulacro se pliega a la realidad. Como las formas de Stiffness, sus colores también son pliegues que conectan la realidad tangente del cromatismo del aluminio con la realidad digital de los datos que pintan los píxeles de la pantalla.

Las obras de Inma Femenía están cubiertas por colores digitales. Píxeles que han olvidado su condición de píxel, que se han convertido en un campo de color que baña las piezas de Stiffness. Una pátina de pintura que cubre un metal con forma abstracta. El metal también ha abandonado su condición material y se ha vuelto una lámina con una forma que niega y resignifica su identidad: un material puesto al límite.

Un metal que ha dejado de ser metal, un píxel al que ya no le importa ser luz y unas obras que parecen querer no ser pintura pese a estar colgadas como un cuadro.

Cosas que quieren olvidar su condición para volverse un post. Volverse un después de haber sido… Realidades más sintéticas y complejas con una capacidad de aglutinar y acumular significados. Le pasa algo parecido a las voces de algunas producciones musicales contemporáneas: voces procesadas a partir de filtros para tener una textura posthumana. Voces que pierden su condición humana para volverse un hilo sonoro de textura digital que olvida su condición esencial.

 

Unas texturas que hacen olvidarse de la condición original. Procesos identitarios propios de un contexto que pretende devenir y no vivir anclado a un ser esencial. Si un píxel puede ser un punto en una llama o una pintura una habitación roja,  por qué no un hombre ser mujer, una voz sonar robot o un paisaje digital ser real.

  • COMPARTIR

TE PUEDE INTERESAR

ACTIVIDAD

Todas las propuestas de Bombas Gens virtual

LEER MÁS
ACTIVIDAD

02.07.2021

03.12.2021

Bombas DJ Sessions

LEER MÁS
ACTIVIDAD

16.10.2021

31.10.2021

EL PEQUEÑO CÍRCULO AMARILLO: Un libro de cuento para las familias

LEER MÁS